Connect with us

Noticias Jurídicas

El magistrado Valdés Dal-Ré renuncia al cargo por su causa penal abierta



El magistrado Fernando Valdés Dal-Ré ha presentado por escrito en el día de hoy su renuncia al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, con motivo de la causa judicial abierta en el Tribunal Supremo por un presunto delito de maltrato.

En dicho acto, González Rivas ha procedido a su aceptación y el cese será publicado en el Boletín Oficial del Estado en los próximos días.





Asimismo, se ha puesto en conocimiento de tal circunstancia, a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, dado que este magistrado pertenecía al turno propuesto por la Cámara Baja.

También se ha comunicado al magistrado instructor de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Andrés Martínez Arrieta.

“Base indiciaria suficiente” de un posible delito de maltrato





A mediados del mes de septiembre, el Tribunal Supremo comunicaba la apertura de la causa penal al magistrado del Tribunal Constitucional “al apreciar indicios de la comisión de un delito del art. 153.1 y 3 del Código Penal”.

En el auto, la Sala afirmaba que en la exposición razonada elevada por el Juzgado de Instrucción nº 7 de Majadahonda, tras sintetizarse el contenido de las diligencias, resultaban indicios de la eventual comisión por parte del investigado de hechos que podían encajar en dicho delito; criterio que era también asumido por la Fiscalía.

Pese a las manifestaciones del investigado y su cónyuge, el examen de las declaraciones prestadas por dos testigos y las referencias de uno de los agentes actuantes, conformaban “una base indiciaria suficiente” para descartar en ese momento cualquier decisión diferente a la incoación de diligencias.

Tramitación por los cauces del procedimiento abreviado

La semana pasada, el citado magistrado instructor de la causa dictaba un nuevo auto en el que acordaba continuar con la tramitación de las diligencias previas por los cauces del procedimiento abreviado, dando traslado a la Fiscalía por plazo de 10 días para solicitar la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa.

En los hechos del auto, se recogían entre otros puntos que, en la tarde del 10 de agosto de 2020, el magistrado mantuvo una discusión con su esposa, y, al percibir que los gritos eran oídos por personas que estaban en un parque público cercano a su vivienda, en la localidad madrileña de Majadahonda, introdujo a la mujer de forma violenta al interior de la casa, donde siguió la discusión.

“Desde el exterior, los viandantes percibieron movimientos bruscos y golpes, que determinaron una lesión, no diagnosticada, en el dorso de la mano derecha de la mujer”, añadía los hechos reseñados por el instructor Martínez Arrieta.

Así las cosas, hoy, 14 de octubre, dos meses después de tales acontecimientos y habilitado por el art. 23. 1 de la Ley Orgánica 2/1979, de 3 de octubre, del Tribunal Constitucional, el magistrado Fernando Valdés Dal-Ré ha cesado de su cargo “por renuncia aceptada por el Presidente del Tribunal”.