Connect with us

Derecho inteligente

Los estilos de vestimenta que caracterizan a los abogados

Tiempo de lectura: 5 min

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Publicado


DESCARGAR EN PDF




Existen siete estilos de vestimenta en los cuales se puede agrupar a las personas (e incluso a las empresas) según su personalidad: estilo natural/casual, tradicional/clásico, elegante/sofisticado, romántico, creativo, seductor y dramático. En este artículo me centro en los tres estilos que, basándome en mi experiencia profesional asesorando a abogados, caracterízan a estos profesionales en su día a día laboral: tradicional, elegante y creativo.

Todos tenemos una personalidad que encaja en uno o varios estilos de vestimenta. Y el atuendo es la exteriorización de quiénes somos, dado que a través de él expresamos multitud de aspectos sobre nosotros: posición social, económica, cultural…incluso nuestros pensamientos sobre política pueden reflejarse con nuestra imagen.



Una misma persona puede identificarse con uno o varios estilos. De hecho, lo más frecuente es que encajemos en al menos dos estilos, debido a la variedad de situaciones en las que interactuamos. No vestimos igual en el contexto laboral que cuando vamos a hacer la compra al supermercado, por poner un ejemplo claro.

Un estilo propio atrae a su audiencia y cautiva a sus interlocutores. Además, genera en nosotros un empoderamiento necesario en nuestra vida, tanto en el ámbito profesional como personal. Invertir en asesoría de imagen, sea one on one o empresarial, es precisamente una inversión, no un gasto. De hecho, cada vez nos contratan más este servicio para que el cliente tenga definido su estilo y así reflejar de un modo correcto quién es. Conseguimos que los clientes proyecten su identidad, diferente a la de otras personas.

No olvidemos que el estilo es un arte y es una ciencia. Se sirve de la intuición y la percepción del cerebro derecho (arte), y de la lógica y el conocimiento del cerebro izquierdo (ciencia).

A continuación les expongo los tres estilos que caracterízan a los abogados:

 Tradicional/Clásico

Es el estilo conservador, serio, discreto, moderado y de negocios. Apropiado para aquellas personas que son tradicionales, que les gusta conservar las costumbres y se involucran en actividades culturales. Son personas fiables, que tienen valores muy sólidos. Utilizan los azules y grises como colores principales de su atuendo. El corte de sus prendas es clásico. Generalmente este es el estilo de abogados de larga trayectoria y también de notarios.

 

Percepción: transmite un mensaje de responsabilidad, confianza, organización, eficiencia, honestidad, profesionalidad, liderazgo, seguridad y elegancia. No le gusta llamar la atención, dado que es sobrio.

Fortaleza: se proyecta como una persona con gran capacidad de trabajo, credibilidad, madurez y mucho conocimiento.

Riesgo: en exceso, cae en el riesgo de verse aburrido y anticuado. Y hay que tener cuidado con esto.

Elegante/Sofisticado

Se trata de un estilo clásico actualizado, más contemporáneo y sin elementos sobrios en su imagen. Son personas de gran cultura que provocan admiración en sus interlocutores. En este caso, suelen ser abogados de en torno a los 40-50 años. Escoge la ropa y complementos para realzar toda su persona, esto es, su físico y su personalidad. Son extremadamente perfeccionistas y reflejan en su apariencia la búsqueda interior de armonía, balance y equilibrio. Todo en ellas es meticulosamente medido y proyecta perfección: su corte de cabello, ropa, calzado y accesorios. Como en el estilo clásico, usan preferentemente los azules y grises, pero en este caso les gustan las líneas y cuadros, más o menos marcados.

                                                                                                                         

Percepción: el mensaje que envía con su imagen es de éxito, seguridad en sí mismo, poder económico, cultura y refinamiento.

Fortaleza: provoca admiración y deseo de ser imitado, y genera mucha confianza.

Riesgo: cuando exagera en el estilo cae en el riesgo de verse presuntuoso. El hecho de verse inalcanzable puede restar accesibilidad, algo que es contraproducente.

Creativo

Son personas innovadoras y con una personalidad muy definida y expresiva. Suelen ser muy ingeniosos tanto en su apariencia como en su forma de pensar y de comportarse. Dan siempre un toque de diferencia con cortes slim fit, mezclando colores llamativos, texturas, estampados, e introduciendo complementos. Este estilo es característico de abogados que ejercen en ámbitos como el deportivo, artístico, medioambiental y tecnológico.

                                                                                                                                             

Percepción: la imagen que proyecta el estilo creativo es de imaginación sin límites, originalidad e individualidad por encima de todo. Le gusta ser diferente y no acepta ser convencional.

Fortaleza: posee mucha capacidad de expresión, ofrece soluciones diferentes y esto lo hace ver único. Es independiente y talentoso.

Riesgo: en extremo, cae en el riesgo de llamar la atención demasiado, especialmente si utiliza colores estridentes.

 

DESTACADO:

  • Un estilo propio atrae a su audiencia y cautiva a sus interlocutores

 

Sobre el autor:  Justo Grau Sartorial es asesor en comunicación, imagen y protocolo. Creador de la firma Justo Grau Sartorial.

 

 

Comentarios